Corona Capital, complace el festejo

Corona Capital, complace el festejo

Concluyó la cuarta edición de la fiesta musical, que recibió a 54 bandas internacionales y por primera vez a ninguna mexicana

Conoce Comisión Especial Covid-19 estrategia para vacunación
Lleva Policía de Hermosillo felicidad a niñas y niños con entrega de juguetes, piñatas y pelotas
ARCO gasolineras y Alianza por un Hermosillo en Verde donan más de mil despensas

arcticmonkeysexcelsior131013_g

El dúo Capital Cities pone a bailar a 60 mil en el Corona Capital

Enciende el ánimo The Black Angels en el Corona Capital

DJ Harvey brinda cóctel de disco, garage y house

Vampire Weekend, la nueva sangre del ‘indie’ en el Corona Capital

Se rinden ante el virtuosismo de Jimmy Eat World en el Corona

El grupo Mueran Humanos contagia su oscuridad al Corona Capital

El dúo Capital Cities pone a bailar a 60 mil en el Corona Capital

Enciende el ánimo The Black Angels en el Corona Capital

DJ Harvey brinda cóctel de disco, garage y house

Vampire Weekend, la nueva sangre del ‘indie’ en el Corona Capital

Se rinden ante el virtuosismo de Jimmy Eat World en el Corona

El grupo Mueran Humanos contagia su oscuridad al Corona Capital
Corona Capital, complace el festejo
Concluyó la cuarta edición de la fiesta musical, que recibió a 54 bandas internacionales y por primera vez a ninguna mexicana
14/10/2013 05:17 Azul del Olmo y Luis Felipe Castañeda / Fotos: Excélsior y Agencias
8 / 11
La dupla californiana de Capital Cities tomó su hit ‘Safe And Sound’ y cóvers de los Bee Gees y Madonna. (Notimex)
8 de 11

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de octubre.- Con el final de su cuarta edición el festival Corona Capital puede jactarse de haberse graduado con honores. La segunda jornada, la dominical, confirmó los pasos que ha dado a nivel de organización.

Las amplias opciones gastronómicas y de entretenimiento complementaron a la perfección la gran oferta musical.

Los cuatro escenarios, cada uno con un estilo definido, tuvieron sus presentaciones sin contratiempos. Las bandas, salvo Fun. que canceló desde la tarde del sábado, ejecutaron sus sets de principio a fin ante 80 mil personas según datos de los organizadores.

La fiesta musical, que por primera vez no tuvo a ningún representante mexicano en su elenco, cerró con broche de oro con Queens of the Stone Age, Sigur Rós, Arctic Monkeys y Giorgio Moroder, muestra de la versatilidad del cartel que tuvo 54 bandas durante los dos días de actividades.

Ni el sol que imperó durante buena parte del día o el frío que azotó al caer la noche menguaron los ánimos de la gente que a la medianoche emprendió el regreso a casa. Era momento de volver a la realidad.

Arctic Monkeys, emocionan

La elegancia no se contrapone con el rock aunque para lucirla hace falta clase, algo que Arctic Monkeys puede presumir sin tapujos. Los británicos, sobrios sobre el escenario, consiguieron que fueran sus canciones las que incendiaran los ánimos.

Sin aspavientos y con AM, su más reciente disco bajo el brazo, ejecutaron cortes que rayaban en la perfección. La sincronía que mostraban en el escenario Capital producía emociones encontradas en los miles que atestiguaron su regreso a México. Los gritos se mezclaban con los abrazos haciendo evidente la emoción de la gente.

Hubo cortes clásicos y novedades. Crawling back to you, Brainstorm y Teddy Picker fueron algunos de los primeros temas que ejecutó el grupo liderado por Alex Turner. Le siguieron otros como Why’d You Only Call Me When You’re High y I Bet You Look Good On The Dance Floor. La mezcla funcionaba.

Fluorescent Adolescent significó el primer adiós de la banda que había dejado enganchada a la gente que quería más. Volvieron para tocar Fakes Tales of San Francisco.

La locura llegó cuando Miles Kane apareció sobre el escenario para ejecutar con ellos 505 y entonces sí dar el adiós definitivo con la promesa de Turner de volver pronto.

Queens of the stone age

El sonido de cristales rompiéndose fue el anuncio, en punto de las 22:30 horas, que con una dosis de rock, la banda originaria de Palm Desert, California, Queens Of The Stone Age sería la encargada de cerrar la segunda jornada del festival Corona Capital.

Con las iniciales de la banda encabezada por Josh Homme, QOTSA, proyectadas en la gran pantalla del centro del escenario Corona, las notas de temas como The Lost Arc of Keeping A Secret, No One Knows, If I Have A Tail, Little Sister y Kalopsia los presentes agitaron sus cabezas en el clásico movimiento de headbang.

“Prendan las luces, quiero verlos a todos. Qué bonito, esto es increíble”, dijo el emocionado vocalista al ver a las miles de personas reunidas frente al escenario, en su primera visita a México como parte de la gira …Like Clockwork.

“Habíamos planeado venir en tres o cuatro ocasiones y pasaba algo, pero hoy estamos aquí, con ustedes, juntos y es hermoso”, agregó.

Con una lluvia de luces en tonos rojos, naranja, azules y púrpura, Homme, acompañado por Jon Theodore, Dean Fertita, Michael Shuman y Troy Van Leeuwen, hicieron vibrar tanto a sus fans como aquellos que por curiosidad se acercaron a verlos, brillaron en su primer encuentro con el público mexicano.

The breeders

Como parte de su gira The Last Splash, en el que celebran los 20 años del mismo álbum, The
Breeders –Kim Deal, Kelley Deal, Josephine Wiggs y Jim Macpherson– llegaron al escenario Corona para complacer a sus seguidores con la presentación del disco completo.

“Hola, somos los Breeders, es el 20 aniversario del disco The Last Splash y lo vamos a tocar de principio a fin”, dijo Kim Deal en
español antes de poner a saltar al público con Cannonball, Invisible Man, No Aloha, Roi, Drivin’ On 9 y I Just Wanna Get Along a la que da voz
Kelley Deal y quien confesó que era su primera vez en el DF, “me gusta aquí y quiero regresar”.

Miles Kane

Durante 65 minutos, el originario de Wirral, Inglaterra, Miles Kane, deleitó a sus fans con los temas que le han dado reconocimiento en su país natal. Ataviado con pantalones blancos y una playera de la selección mexicana con el número 7, perteneciente a Christian Chaco Gimenez, la velada empezó con Bombshell.

Una a una canciones como You’re Gonna Get It, Taking Over, Better Than y Don’t Forget Who You Are hicieron que las personas frente al escenario Corona bailaran al ritmo de su inde rock, pero fue con Give Up cuando el público realmente se levantó a bailar al momento que hicieron un medley de Simphony For The Devil, original de The Rolling Stones, mientras un avión a control remoto grababa el ambiente cuando el sol comenzaba a caer.

Jimmy Eat World

Hay bandas que retan el paso del tiempo, la aparición de nuevas tendencias sonoras y hasta los estereotipos que muchas veces exige el rock. Jimmy Eat World es una de ellas.

Los estadunidenses no renuncian a una fórmula que por momentos suena antigua pero que, para ellos sigue siendo efectiva. El suyo, un rock juvenil, enloquece a la gente. El escenario Corona Ligh lo atestiguó cuando canciones como Big Casino, My Best Theory, Damage, The Middle y Pain Rain fueron arrebatadas por el público que no quedó satisfecho con 50 minutos. Querían más, pero el tiempo apremiaba y los originarios de Arizona dijeron adiós.

Furor, sol y rock

Segunda jornada del festival Corona Capital: 80 mil personas inundan el circuito del Autódromo Hermanos Rodríguez, recorren la recta que los lleva a los escenarios principales con ánimos encendidos. Desde el mediodía del domingo enloquecen.

De a poco se han juntado miles que van de un lado a otro. Corren entre cada uno de los cuatro escenarios dispuestos para el festín musical. Hay quienes buscan el rock, otros más la electrónica; para todos hay posibilidades.

El sol pega con fuerza. Los espacios a la sombra se pelean como un oasis en medio de la vorágine que se ha desatado. La cerveza parece multiplicarse. Lo mismo las botellas con agua y los raspados de distintos sabores. Hay que calmar la sed, la fisiológica y la musical.

El banquete ofrece muchas opciones que van desde actos novedosos como el británico Jake Bugg hasta actos consagrados como Queens of the Stone Age y Arctic Monkeys.

Para disfrutar hay que saber elegir. Los escenarios, al menos los dos principales, no están cercanos y en muchas ocasiones los horarios se empalman. La precisión quirúrgica es necesaria.

Con el objetivo definido, el resto tiene que ver con disfrutar.

A la oferta musical se suman las diversas actividades que seducen a los visitantes. Bares, juegos mecánicos y área de comida. Opciones para el descanso o para la fiesta, cuestión de elegir.

Doce horas dura la fiesta, un festejo que tiene a la música como pretexto, pero que va más allá. Mediodía para celebrar la cuarta edición de un festival que sigue creciendo, que a cuatro años de distancia parece estar camino a la consolidación.

Blondie lució mágica

La banda neoyorkina, icono de los 70, Blondie tuvo la responsabilidad de cerrar la primera jornada del festival Corona Capital 2013. Alrededor de las 23:40 horas, y con un Bizco Club completamente lleno, Debbie Harry apareció sobre el entarimado ataviada con una túnica y un sombrero de cono, como hechicero, para comenzar a esparcir su magia, la cual incluyó 14 canciones en poco más de 70 minutos.

Tras arrancar los gritos con One Way Or Another, X Offender, The Tide Is High y Maria, la banda hizo una pausa y agradeció al público mexicano su presencia en el cierre de su gira No Principal Tour, la cual llegó a su fin el sábado en el marco del festival mexicano.

“Este es nuestro último show de la gira, es fantástico estar aquí, muchas gracias por venir”, dijo Harry arrancando la ovación del público que minutos después no paró de cantar temas como Rapture, Atomic, Hart Of Glass, Call Me, Dreaming y (You Gotta) Fight For Your Right (To Party), original de Beastie Boys.

Deadmau5, de ratón

En punto de las 22:30 horas del sábado, el DJ canadiense Joel Thomas Zimmerman, mejor conocido como Deadmau5 apareció con su máscara de ratón en el escenario Corona, donde con su house y una impresionante producción visual, fue el encargado de cerrar la primera jornada en este entarimado.

Con un aproximado de nueve pantallas que entraban y salían del escenario y una tarima elevadiza que se iluminaba y palpitaba al ritmo de los beats, Deadmau5 hizo bailar con temas como You There?, The Nothing, Moar Ghost y Speaker Hunter a las miles personas –algunas con orejas de ratón, otros con banderas de Canadá que en vez de la hoja de maple tenían el logo del dj– que eligieron al canadiense sobre Phoenix y M.I.A.

Jake Bugg

La inocencia de Jake Bugg contrastaba con lo que se vivía a su alrededor. El cantautor británico, la nueva joya del rock inglés, llegaba a México por primera ocasión con la consigna de hacer valer la fama que le precedía. Miles acudieron a su llamado.

Canciones como Broken, Two Fingers, Lighting Bolt y Me & You demostraron por qué es uno de los consentidos, uno de los nuevos nombres capaces de contagiar a miles para que, al unísono, adoptaran sus canciones. El príncipe británico arrancó con pie derecho.

 

Cortesía de Excelsior.com.mx

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0