El Tri golea a Nueva Zelanda y se encamina a Brasil

El Tri golea a Nueva Zelanda y se encamina a Brasil

La Selección Mexicana consiguió ganar y convencer en la ida del repechaje. Oribe Peralta anotó dos de los cinco goles que marcaron

Entrega Celida López Premio Municipal de la Juventud y Deporte Hermosillo 2020
Aprueban Ley que declara el 16 de noviembre Día Estatal del Deporte
Se lleva a cabo#RodadaVerde en Hermosillo

mexgoleazen26

 

 

CIUDAD DE MÉXICO, 14 de noviembre.- Al equipo mexicano por fin se le dibujó una sonrisa. Fue producto del 5-1 que le propinó a Nueva Zelanda, una escuadra que rayó en lo amateur y en la inocencia, que a sus costillas, casi ha puesto al Tri en el Mundial de Brasil tras mucho penar en el Hexagonal y luego de tanto cambio de técnico.

El efecto Herrera dio resultado y la Eliminatoria esta casi sentenciada, ya que Nueva Zelanda deberá ganar el próximo 20 de noviembre por cuatro tantos de diferencia.

El equipo, a media marcha, fue marcando los ritmos y la métrica, siendo pragmáticos para no perder la paciencia.

Las incursiones de Paul Aguilar por el lado derecho fueron los primeros avisos de que la tarde sería agradable para los mexicanos. De hecho, por ahí surgió la jugada de la apertura cuando no señalaron penal sobre Peralta y Aguilar sin pensarlo dos veces la empujó al fondo.

Fue el ánimo de confianza que necesitó el equipo para engolosinarse y superar a su rival, débil por todos lados, incluso en el balón detenido, que supuestamente era su mejor argumento, cayó el segundo gol del Tri anotado por Raúl Jiménez.

Para el segundo tiempo México salió con la fuerza de un huracán. Abrieron el campo y corrió la alegría por todos lados. Tantas amargas tardes se compensaron con la goleada de sello americanista que no olvidaban algunos en las tribunas al entonar los clásicos cantos de cuando juegan las Águilas como local.

Nueva Zelanda ya competía sin fe, ahogados por el rival. No hizo el calor de canícula que se esperaba sino todo lo contrario, un frío que caló los huesos, pero eso no les ayudó a sentirse cómodos.

Entonces vino el juego de orquesta para que Oribe Peralta terminara de coronar la tarde. Mostraron coordinación y seguridad en cada pase, abusando incluso de un equipo neozelandés que causaba lástima con todo y que mejoró un poco con la entrada de Rojas y James.

México se impuso siempre en las jugadas decisivas y resolvió el repechaje con goles.

Oribe Peralta hizo un par como es su costumbre. Efectivo y preciso para cerrar dos pases de Miguel Layún enseñoreado por su banda dando centros exactos para que el delantero las definiera a su antojo. Rafael Márquez cerró el marcador cuando aquello ya no parecía un partido de Eliminatoria sino una sesión de tiro al blanco, en el que los mexicanos se rotaban para participar cada cual con su mejor disparo.

No fue un gran mérito derrotar a Nueva Zelanda, pero para como estaban las cosas en el Tri, cualquier triunfo mayúsculo en el marcador hace rebosar de felicidad a la afición que sin esperar el juego de vuelta ya se piensa mundialista.

Cortesía de Excelsior.com.mx

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0