Estaban un día el Jis y el Trino… [crónica]

Estaban un día el Jis y el Trino… [crónica]

CULTURA • 27 SEPTIEMBRE 2013 - 10:45AM — KAREN JULIBETH Desde Led Zepellin hasta Agustín Lara, diferentes ritmos acompañaron las pachecas aventuras de moneros tapatíos en el jam celebrado ayer en el Foro Shakespeare.

Castigará la administración del “Borrego” Gándara a funcionarios que hagan mal uso de recursos públicos
Destaca Gobernadora Pavlovich el talento de jóvenes sonorenses para innovar y salir adelante en tiempos difíciles
Entrega diputada Miroslava Luján tubería de agua potable del ejido El Triunfo

Ciudad de México • La primera idea que sale del público es que nuestro héroe el Santos, eterno amante de la Tetona Mendoza, viaje en helicóptero a Guerrero a rescatar a los damnificados. Jis dibuja al Santos transformado en helicóptero sobrevolando algún poblado guerrerense. De la mano de Trino salió el Peyote Asesino que le reclama al enmascarado el olvido de los víveres.
Esta vez no estaban detrás de sus escritorios o de un micrófono. Los caricaturistas tapatíos quisieron aventarse al ruedo y enfrentar al público.
Mientras Jis dibuja Trino de pie consulta al público, describe el proceso creativo de su compañero, habla para sí. Pero a la hora de intercambiar lugares, Jis no comparte la misma mecánica, él más callado observa y ríe. Las personas desde sus asientos gritan y, de acuerdo al plan del jam, buscan cooperar con la creación monera.
Es la primera vez que el Foro Shakespeare, ubicado en la colonia de la Ciudad de México se llena de esa manera. La fila de personas daba vuelta a la manzana.

***

—Estaba un día el Santos…
Hay dos mesas ubicadas en los extremos del escenario negro, la de la derecha con libros de los caricaturistas a la venta; dos computadoras que serán ocupadas por el dj y la artista visual, una lámpara, las herramientas: papel, plumines y algunas crayolas en la de la izquierda. Jis y Trino deambulan entre los invitados que permanecen en la caja escénica.
Jis baila de vez en cuando al ritmo de música electrónica.
Afuera, la fila se empieza a mover, las personas entran más tarde de lo previsto. En los asientos, ocupados con rapidez, los asistentes toman de sus vasos transparentes cerveza y otras bebidas. Ancianos, adultos, jóvenes y algunos niños se preparan para presenciar el jam de moneros con Jis y Trino.
Los chiflidos aumentan de volumen. Las personas que recién entran se acomodan en el piso, enfrente de la mesa de los caricaturistas, donde también están sentados el dj Agustín Peña y la artista visual Mónica Ruiz.
Un hombre se acerca y pide paciencia (por favor) y unos 10 minutos más para poder empezar el jam de moneros. Afortunadamente no fue así.
Segundos después la pantalla pasa de azul a blanco. La luz que baña al público se extingue, y la atención de las más de 200 personas ahora se centra en la proyección de una abstracta serpiente o estructura de ADN con esferas colgando de cuerpo.
Como en sus historietas y monos, un tema recurrente es la mariguana. Trino aprovecha la ocasión para sondear al público y conocer la cifra de mariguanos, cocainómanos y “hongueros” que asistieron al jam de moneros.
Desde Led Zepellin hasta el bolero Como dos puñales del Flaco de Oro, Agustín Lara, acompañaron las pachecas aventuras. Y como aderezo, durante todo el palomazo fueron proyectados algunos doblajes de Trino. Videos que empezó a hacer a finales de los noventa. Ahora son famosos en Internet gracias a YouTube.
Lo que sería una rifa termina en una aventadera, protagonizada por Trino, de libros de ambos dibujantes y pegatinas del Santos. El escenario y la sala parece un salón de fiestas.
Y sí: el dueto monero está de fiesta. Jis cumplió 50 años el 21 de septiembre y Trino Camacho aprovechó el ambiente festivo para confesar que Jis acaba de conocer la avena y está feliz con su descubrimiento. Trino, por su parte, “soltó la lágrima”; confesó lo que le dijo alguna vez a su padre dentista y que quería que su hijo siguiera su profesión: “Papá, tú todos los días ves dientes, pero haces sufrir a la gente. En cambio, yo con mis tiras le veo los dientes cuando hago reír de mis cartones”, dijo.

 

Cortesía de Milenio.com1cf25600bc715ca601da055d5686f32a_int470

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0