¡Hasta que ganaron una los del nuevo sonora!

¡Hasta que ganaron una los del nuevo sonora!

Por Arturo Soto Munguí (ElZancudo.com.mx)

Aprueban iniciativas de leyes de ingresos y presupuestos de ingresos de los 72 ayuntamientos
Recolección de basura suspenderá labores el 25 de diciembre y 1 de enero
Firman convenio instituciones organizadoras y lanzan convocatoria del Diputado Infantil

793432748

Por fin, después de varias semanas de traerlos a maltraer, contra las cuerdas, noqueados sobre piernas; apostándole a los réferis comprados, a los jueces en su nómina, a un público que cuando no los abuchea los ‘megamentadea’, los genios mediáticos del nuevo sonora (aún no se ganan las mayúsculas), por fin dieron en el clavo.

Decidieron que lo mejor para recuperar la agenda perdida y conquistar un poco del espacio mediático que los ha abandonado lastimosamente a su suerte, a pesar de haberles costado tanto, era lanzar a Kid Juanito Valencia al centro del cuadrilátero, para que retara al fajador (jejeje) Poncho ‘La Metralleta’ Elías, a un debate frente a frente cara a cara; máscara contra cabellera, a dos de tres caídas sin límite de tiempo y así…

Lo consiguieron. Al menos por un par de horas, el tema del debate entre tan aguerridos peleadores ocupó la agenda mediática que los tiene tan mortificados, si bien el 80 por ciento de ese tiempo fue para el pitorreo y el escarnio provocados entre el respetable, que imaginó mil chistes a partir de un debate entre dos personalidades que suscitan tantas y tan apoteósicas manifestaciones de idolatría entre sus millones de fans.

Ya después de dos horas de cotorreo en tuiter, las cosas volvieron a la normalidad y las expectativas de asistir a un debate que sería lo más parecido a la versión nice de “Dos cheros en la ciudad”, pasó al segundo término, de donde nunca debió haber salido, para dar paso a los temas verdaderamente importantes.

Entre ellos, el frenético cruce de líneas de una a otra oficina de gobierno para buscar la manera de escapar al escobazo que la Comisión Nacional de Derechos Humanos le dio al panal de avispas que significa el caso de Gisela Peraza, esa trabajadora doméstica de la familia Padrés-Dagnino, hoy presa en una cárcel de Huatabampo, acusado de un millonario robo. Joyas y muchísimo dinero en efectivo que inexplicablemente guardaba la primera familia de Sonora en una caja de cartón, en su recámara.

La CNDH encontró que la señora Peraza fue torturada, privada ilegalmente de la libertad y aislada en su cautiverio. Esa es una parte del problema. Para efectos políticos, la parte que menos interesa, ya que en realidad, lo que trae a maltraer a los estrategas del nuevo sonora, es el mar de fondo que existe en ese caso, del que irremediablemente y poco a poco comenzará a conocerse más conforme transcurran los días.

En el Congreso, se aprobó la tipificación del feminicidio como delito, y hay que hacer un reconocimiento a las mujeres organizadas y no, que estuvieron inquebrantables en su exigencia de no dejar rendijas legales por donde se colaran atenuantes a quien prive de la vida a una mujer existiendo razones de género. Esa es parte de una lucha que casi no se ve, pero que confirma la vigencia de permanecer en lucha por las causas justas.

El feminicidio como delito autónomo es una conquista de ellas. No me cabe la menor duda.

Del acueducto ni hablamos. El gobierno organizó un tour de medios para desmentir al delegado de Conagua, César Lagarda, quien declaró en la víspera que la ‘gran obra’ del sexenio padrecista realmente era un elefante blanco, innecesario, muy costoso e irredituable.

Bueno, en realidad el señor Lagarda no dijo eso, pero es la interpretación de este columnista no sólo por sus declaraciones recientes, sino después de la explicación que desde hace un par de meses le hizo el funcionario federal en una plática en corto y de la cual, dentro de algunos años, seguramente seguiremos comentando en muy buen plan.

La cortinilla de humo, pues, que se intentó tender con la exigencia de un debate entre dos personalidades que no provocan más que sueño, fue eso: una cortinilla, una llamarada de petate, otro intento fallido por ganar una agenda mediática de la que el gobierno está fuera, a menos que sea para desmentidos, aclaraciones y fe de erratas.

En la vida real, esta semana pinta mal, también, ya que por estos días vence el plazo para que el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF) presente a la Comisión de Vigilancia del Congreso del Estado un resumen detallado de la respuesta a las observaciones hechas a diferentes dependencias y direcciones del Gobierno del Estado.

“Vamos a recibir un informe detallado de quiénes han presentado un avance en la respuesta o solventación de las notificaciones y quienes ni un escrito o aclaración han presentado al ISAF desatendiendo las notificaciones”, expuso el diputado Abel Murrieta Gutiérrez, uno de los que han seguido más de cerca este asunto.

Como integrante de la Comisión de Vigilancia del ISAF en el Congreso del Estado, el legislador cajemense mencionó que dependiendo de la gravedad de las observaciones no solventadas las sanciones pueden ser privativas de la libertad o de resarcimiento del patrimonio.

Detalló que el seguimiento a las obervaciones del ISAF que no sean solventadas será a través de una denuncia ante la Procuraduría General de Justicia del Estado.

Y en caso de responsabilidad administrativa, dijo, se debe dar vista a la Contraloría del Estado para que se inicie un procedimiento de responsabilidad.

“Lo importante aquí es que sea el ISAF el que presente las denuncias para que no se maneje como un asunto político y porque tiene la documentación de los hechos que está exponiendo en las observaciones”, manifestó.

Abel Murrieta Gutiérrez recordó que el ISAF sí tiene las facultades para presentar las denuncias contra quienes resulten responsables por desvío o malversación de recursos de la Cuenta Pública, como los casos que han puesto a la luz pública los diputados integrantes de los grupos parlamentarios del PRI-Verde, basándose en las propias observaciones del órgano fiscalizador.

Como se ve, el nuevo sonora sigue al margen del debate público, insistiendo sólo en ‘cerillazos’ que no tienen sino un efecto contrario al que pretenden, a menos que, como dice el corrido, lo que quieran es quemar su casa pa’ verla de enfrente arder.

Por ejemplo, ayer hicieron circular con la cada vez más escasa profusión que le generan sus trolles en redes sociales (otro territorio perdido para el gobierno), una foto en la que aparece el gobernador Guillermo Padrés saludando a Manlio Fabio Beltrones.

La imagen es demoledora. La gente que sabe el cómo y el porqué de esa relación, recuerda diáfanamente que hace menos de un mes, connotados beltronistas le hicieron llegar el mensaje a Padrés, de que no se metiera en las pláticas de los grandes. Después de esa advertencia, al gobernador de Sonora no dejó de lloverle en su milpita.

La imagen que ingenuamente hicieron circular los funcionarios de Padrés, ayer, y que hoy ilustra esta columna, no requiere ni pie de foto. Hasta Benito Juárez aparece con las cejas arqueadas. Pero mejor le dejamos la interpretación al avezado lector, a la muy mitotera lectora de esta columna, que también puede seguir en Twitter: @chaposoto

 

zancudo

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0