La ciudad de Detroit se declara en bancarrota

La ciudad de Detroit se declara en bancarrota

La ciudad de Detroit declaró la mayor bancarrota municipal de la historia estadunidense tras ser incapaz de mantener una década de deuda creciente y población menguante en medio de la profunda crisis industrial que atraviesa

Reconocen a ganadores del reto Multicity Challenge México 2020 en Hermosillo
Seguiremos luchando por mejorar la vida de los sonorenses: Montes Piña
Emiten convocatoria para el Parlamento Juvenil del Estado de Sonora

detroit

DETROIT, 19 de julio.– La ciudad de Detroit declaró ayer la mayor bancarrota municipal de la historia estadunidense tras ser incapaz de mantener una década de deuda creciente y población menguante en medio de la profunda crisis industrial que atraviesa.

Kevin Orr, nombrado por el estado de Michigan como el gestor externo de la ciudad, fue el encargado de solicitar la protección por quiebra bajo el capítulo 9 de la ley de bancarrotas de Estados Unidos.

Ahora la justicia debe decidir si acepta la petición de suspensión de pagos y reestructuración de la deuda por valor de 18 mil 500 millones de dólares, aunque desde junio varios bancos habían acordado con Orr una quita de hasta 75 por ciento, según el diario Detroit News.

La justicia podrá emitir su decisión en un plazo que va de los 30 a los 90 días.

La petición de bancarrota desencadenaría la caída de contrataciones y gastos municipales al mínimo necesario, lo que ha provocado críticas y peticiones para que la que fuera una de las capitales más prósperas del mundo venda muestras de su antiguo esplendor, como sus colecciones de arte o edificios.

La capital del motor lleva en caída libre desde los 90 y, tras nefastas gestiones de alcaldes, a lo que se sumó la crisis financiera de 2008, terminó por condenarse a la suspensión de pagos a una ciudad que fue el símbolo del poder industrial estadunidense.

La ciudad ha perdido 60 por ciento de su población desde los años 50, hasta en entorno de los 700 mil habitantes, mientras que sólo entre 2000 y 2010 experimentó una salida de una cuarta parte de sus habitantes, con espacios convertidos en barrios fantasmas.

El crimen, la partida hacia los suburbios y los problemas de la industria automotriz son las principales razones por las que esta ciudad, que llegó a ser la cuarta más grande del país, perdió más de la mitad de sus habitantes.

Además de la caída de contribuyentes y de ingresos, el desempleo, la salida de negocios y empresas ha provocado que las arcas de la ciudad no puedan ingresar lo suficiente para mantener sus compromisos y los gastos de servicios públicos.

“Es claro que la emergencia financiera de Detroit no puede ser abordada con éxito sin este pedido y que es la única alternativa razonable que está disponible”, destacó ayer el gobernador de Michigan, Rick Snyder, al aprobar la solicitud de Orr para que la ciudad se declare en bancarrota.

Fue el mismo gobernador Snyder, un republicano, quien nombró a Orr en marzo para que abordara la espiral de deuda a largo plazo de la ciudad.

La Casa Blanca dijo ayer que el presidente Obama y sus asesores están siguiendo de cerca la situación en Detroit.

“Seguimos comprometidos a continuar nuestra fuerte asociación con Detroit mientras intenta recuperarse y revitalizar su estatus como una de las grandes ciudades de Estados Unidos”, dijo Amy Brundage, una portavoz de la Casa Blanca.

Fuente: Excelsior

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0