Muestran artistas chinos El arte de verdad, benevolencia, tolerancia

Muestran artistas chinos El arte de verdad, benevolencia, tolerancia

HERMOSILLO, SONORA, JUNIO 15 DE 2013.- La exposición de artistas contemporáneos chinos El arte de verdad, benevolencia, tolerancia (The Art Of Truth, ...

Encabeza Congreso del Estado honores a la bandera
Presenta diputada Marcia Camarena segundo informe de actividades legislativas
Celebra Diputación Permanente primera sesión ordinaria del año

061389c

HERMOSILLO, SONORA, JUNIO 15 DE 2013.- La exposición de artistas contemporáneos chinos El arte de verdad, benevolencia, tolerancia (The Art Of Truth, Compassion, Tolerance), se inaugurará el próximo 19 de junio, a las 20:00 horas, en la Sala de Arte del Instituto Sonorense de Cultura, donde permanecerá hasta el 6 de julio.

La muestra, que ya ha visitado 200 ciudades y 40 países, reúne doce obras de artistas en su mayoría de origen chino; son reproducciones litográficas de la más alta calidad, impresas sobre tela y enmarcadas de acuerdo a las características determinadas por los mismos autores. Sus trasfondos son variados y diversos en términos de experiencia profesional, estilos artísticos y educación cultural.

Todos sus autores comulgan en la práctica de Falun Gong, la cual los une en un esfuerzo por expresar la miríada de experiencias de vivirla. Pintan por una dignidad humana básica que corre peligro en China, por dere¬chos humanos que trascienden la cultura, describiendo historias reales de extre¬mos: el sufrimiento salvaje, el valor triunfante y la belleza de perseverar.

Cuentan la historia de Falun Dafa o Falun Gong, una disciplina espiritual china tradi¬cional que cultiva la mente y el cuerpo mediante meditación, ejercicios suaves y enseñanzas morales, con la aspiración última de la transformación espiritual o aquello que en Oriente se conoce como “iluminación”.

En 1999, cuando la popularidad de Falun Dafa se multiplicaba rápidamente y el número de practicantes había superado al número de miembros del Partido Comunista Chino, el régimen comunista decidió suprimirla, y desde entonces, los 100 millones de practicantes en China son cruelmente per¬seguidos, arrestados, torturados y asesinados sistemáticamente.

Al contar estas historias, las obras llevan la voz de los sin voz, aquellas de quienes viven según las virtudes básicas de Falun Dafa –verdad, benevolencia, tolerancia–, así como prisioneros de conciencia y víctimas de injusticia en todas partes. Los autores intentan crear un sentido estético basado en las formas más altas de esas virtudes, para beneficiar al observador, al arte y a la sociedad. Algunos han arriesgado sus vidas para cumplir esta proeza, bajo la creencia de que el arte puede estabilizar una sociedad a través de su ética y que esto mismo es la respon¬sabilidad del artista. Varios de ellos incluso han sido perseguidos por sostener sus creencias espirituales pacíficas y fueron torturados. Así que ellos crean desde un punto de partida diferente.

Actualmente, se han documentado y confirmado miles de muertes (la cifra real sería de decenas de miles); se estima que cientos de miles han sido arrestados ilegalmente y torturados con el fin de forzarlos a renunciar a su creencia pacífica. Quienquiera que practique Falun Dafa o que exprese simplemente que es algo bueno, sufre severos castigos desde todos los ámbitos (laboral, educativo, social, político y penal).

De estas pinturas se desprende la expresión de la experiencia interna de los artistas, en donde lo sublime se contrasta con la cruda realidad externa. Cada uno de ellos muestra su propia experiencia. El mensaje moral contenido en esta obra, va más allá de las barreras del idioma, lugar, raza, religión y política.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0