Por razones de Estado

Por razones de Estado

Por Samuel Valenzuela/ Entretelones

Conmemora diputada Marcia Camarena Día Mundial contra el Trabajo Infantil
Reforman diputados leyes de Educación, Fomento de la Cultura, Desarrollo Social y 5 de Junio
Reforman Ley de Educación en materia de vinculación y de prevención del delito

Samuel Valenzuela

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Samuel Valenzuela

Por razones de Estado, todos los indicios llevan a considerar que el aspecto político es el que marcará la solución al conflicto por la ilegal operación del acueducto el Novillo y que lo jurídico simplemente es tomado como un accesorio secundario.

Y desde esa perspectiva los yoris y yoremes que ya tienen más de 4 años de lucha por el respeto a sus derechos y al estado de derecho, deberán hacer los ajustes correspondientes, porque si bien han obtenido sendas victorias en lo jurídico, las cosas no lucen nada bien para ellos en lo político.
Como se sabe, sin duda que este prolongado esfuerzo desde el punto de vista legal ha rendido muchos frutos para los novilleros, pero todo indica que se llegó a un punto en el cual se han topado con la pared de la componenda y la complicidad, con esa pared detrás de la cual están compromisos de orden político entre partidos e intereses de gobierno y donde se da la perversa convivencia de un gobernador corrupto y un lobo copetón con piel de oveja, para ponerse de acuerdo más allá del alcance de la ley.
Es obvio que por encima del resolutivo que dejó insubsistente el Manifiesto de Impacto Ambiental del acueducto, está el interés de Estado de no acatar el mandato de la corte con el fin de enriquecer el caldo de cultivo que culmine con una acción represiva de parte de la federación en contra de quienes despliegan acciones de desobediencia civil en Vicam y a esa conclusión se llega luego de que la Semarnat saliera con peteneras para justificar el que luego de tantos días no cumpla con su responsabilidad de notificar al gobierno de Padrés de forma oficial que su acueducto carece del instrumento fundamental para su operación.
Hace unos días estábamos muy optimistas porque todo indicaba que por fin el gobierno de Peña Nieto tenía los instrumentos legales suficientes para detener el trasvase desde el Novillo y a la vez anunciar una solución de fondo al abasto de agua para Hermosillo, como lo es la construcción de una desaladora, pero no contábamos con la capacidad para el mercadeo de la clase política para imponer condiciones supralegales.
La situación luce muy difícil porque para completar el cuadro, el gobierno de Padrés ha arreciado su embestida en contra de la tribu yaqui con fines de dividirla mediante la promoción de traidores y esquiroles, tarea que el gobernador asignó de manera oficial al Secretario de Gobierno, Roberto Romero, quien habrase visto, su jefe le encargó tender puentes de diálogo para que se levante el bloqueo carretero, cuando se sabe que ese hombrecito todo lo descompone.
Esa comisión de Romero es una pésima noticia para los novilleros, porque nadie como ese sujeto ha sido capaz de tantas ofensas y agresiones en contra de liderazgos como Mario Luna, Tomás Rojo, guardándole especiales recuerdos el respetado notario público y hoy delegado de la Segob en Sonora, Don Adrián Manjarrez, sin olvidar que fue el operador de aquellos desplegados infamantes que firmados por el gobernador, denostaron a Ricardo Bours Castelo.
Todos esos agravios ahora son suplidos por un ladino clamor vía redes sociales, a través de las cuales el diminuto sujeto de referencia dramatiza sobre una situación creada por el gobierno del que se sirve a manos llenas, y desde donde los otrora caciques ahora son “queridos hermanos”, con la aclaración de que el citado no deja sentido a nadie, porque igual hace si mete la mano en el ya también prolongado conflicto con el transporte urbano, además de ser el promotor de las agresiones perpetradas en contra de los Malnacidos y comunicadores el 24 de febrero pasado y de eso no dejarán mentir el dirigente de los concesionarios, José Luis Gerardo Moreno y la malnacida mayor, Rebeca Villanueva.
Por todo lo anterior, y por ser el cabeza de sector que movió empresarios y la Unión de Usuarios para declarar insensateces y estupideces en contra de quienes reclaman sus derechos, en qué cabeza cabe que Romerito pudiera ser factor para construir un ambiente de diálogo y conciliación; de construir un vínculo, un puente que pudiera propiciar consensos con quienes de forma cotidiana agrede y agravia como son los integrantes de la Tribu Yaqui y a los integrantes del Movimiento Ciudadano por el Agua.
Como ven, en nada quedan los amparos ya ganados por los No al Novillo; en nada queda el resolutivo en firme y definitivo de la corte en favor de Yaquis; en nada queda el que un juzgado en Hermosillo haya rechazado la faramalla panista de promover un amparo colectivo, lo cual derivó en quejumbrosa e hipócrita retahíla de declaraciones de funcionarios del ayuntamiento de Hermosillo encabezados por el secretario Jesús Villalobos, ya que su jefe el alcalde se pasea por Europa.
En nada queda la desvergonzada manipulación de Padrés al Problema del agua en Hermosillo, bandera que utiliza para reposicionar al PAN luego de la traición en contra de los ciudadanos al aprobar los nuevos impuestos.
A Peña Nieto y al titular de la Segob, Miguel Angel Osorio, nada les dice la burda estratagema del gobierno de Padrés de derrochar presupuestos con el fin de confrontar a los sonorenses mediante el cultivo de odios y enconos regionales.
Ojalá estuviéramos equivocados, pero todo indica que si no hay un ajuste en las formas de lucha de los novilleros, la política, la mala política impondrá condiciones y de nada habrán servido los esfuerzos de orden jurídico, la intensa lucha jurídica que realizaron los novilleros en defensa de su presente y futuro. Ojalá que estemos equivocados, porque todo indica que por razones de Estado el gobierno federal ha dejado de lado la constitución, códigos y leyes en aras de componendas y complicidades entre instancias de gobierno.
Desde esa perspectiva no sería descabellado considerar que el gobierno federal se ha aliado a Padrés para reventar el bloqueo en Vicam y de paso legitimar un acueducto ya derrotado desde el punto de vista jurídico.
Como decíamos, ante esa ruta política y desdén de la federación por el aspecto jurídico, apenas harían bien los novilleros en hacer algunos ajustes a su estrategia de lucha y particularmente la tribu yaqui que reacia a acudir a las leyes de los yoris, quizás por exceso de confianza emprendió esa lucha jurídica, cuando a lo mejor recurriendo a sus leyes tradicionales ya hubieran hecho recular o cuando menos ser atendidos por las instancias de gobierno.
Es por eso que no queda de otra más que radicalizar el bloqueo carretero y acudir a organismos, regionales, nacionales e internacionales para evitar cualquier acto represivo de la oficialidad prianista y que mejor que la presencia de contingentes indígenas de otras partes del país o de representación de sindicatos independientes e incluso del EZLN, que además del apoyo solidario, podrían hacer que el Estado Mexicano voltee a ver a nuestros Yaquis y sus altos grados de marginación y pobreza.
En fin, vamos a insistir con aquella declaración que hiciera el ahora presidente Enrique Peña Nieto cuando como candidato estuvo en Ciudad Obregón el 20 de junio del 2012 y que ante liderazgos de No al Novillo y autoridades tradicionales de la Tribu Yaqui, manifestó de forma textual que: “Quiero comprometerme a lo siguiente: quiero garantizar agua para todos, agua para la gente de aquí, para la gente de Hermosillo, pero, lo voy hacer con estricto respeto al estado de derecho; respetando los derechos y la legalidad vamos a impulsar nuevas formas para garantizar el abasto de agua para todos los sonorenses sin dividirlos”.
Y como este asunto al parecer no tiene fin en el corto ni el en mediano plazo y como el gobernador ya regresó de sus vacaciones, este común mortal se tomará un asueto o sea suspenderá hasta dentro de ocho días los Entretelones, aunque de ameritar el caso le entraremos a la chamba, porque como se imaginarán nuestras vacaciones son en casa, ya que como dicen por ahí “no tengo para quedarme, menos para salir”.

 

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0