Qué hacer para que sí pase

Qué hacer para que sí pase

Por Samuel Valenzuela (Entretelones)

Busca diputado Rodolfo Lizárraga mayor autonomía para ayuntamientos
Elevan a rango de Secretaría la actividad turística en el Estado
Realizan actividades de limpieza en Yavaros
Imprimir Correo electrónico
Escrito por Samuel Valenzuela
Domingo 12 de Enero de 2014 15:18
 

Hastío y decepción, frustración, impotencia e incluso resignación, son estados de ánimo con los que hay que lidiar entre gruesos sectores de la sociedad sonorense, por la aparente impunidad que gozan los corruptos que encabeza el gobernador Guillermo Padrés, hasta ahora encapsulados y protegidos por ese nefasto “No pasa nada”.

Primero fue ese bono de confianza que se agotó en menos de un año; luego vino la incredulidad para dar paso a la estupefacción ante la depredación del erario que perpetran esa pandilla de rateros, y ahora se comienza advertir cierto cinismo social, porque como se sabe, a pesar de tantas evidencias de inmoralidades debidamente documentadas, en efecto, no pasa nada.

Pues desde la perspectiva de este nuevo PAN en Sonora, todo indica que el ejercicio del poder es que no pase nada así robes, desfalques, desvíes recursos y lleves a la quiebra a las finanzas del Estado y así aplicar como política pública fundamental, la construcción de impunidades para su casta gobernante.

Extrapolar ese “no pasa nada” a que si pase, debiera ser la tarea principal de los ciudadanos, para de esa forma evitar se arraigue esa tendencia al cinismo o peor tantito, a la resignación, y sobre todo, desde la sociedad civil, partidos, organizaciones intermedias, proponernos la meta de que esa bola de corruptos rinda cuentas ante la justicia.

Por lo pronto, la estrategia de la denuncia pública rinde frutos cuando menos para que cada vez más amplios sectores sociales se enteren puntualmente de las trapacerías del oficialismo panista, aunque tal satisfacción resulta magra, sin que sea suficiente el que la cobranza de la gente se prometa hasta las próximas elecciones mediante el castigo a los candidatos del blanquiazul.

Así las cosas, qué hacer para que la actitud crítica y de denuncia de los ciudadanos aterrice en actos concretos y sanciones en contra de los corruptos, quienes como se sabe son expertos en aprovechar el lento andar de las instancias fiscalizadoras, sean estas del Estado o de la Federación, así como saben guarecerse bajo el manto protector de una estructura de procuración y administración  de justicia cuyos titulares Carlos Navarro Sugich y Sebastián Sotomayor son cómplices.

De reconocerse el que desde el PRI y del PRD, Alfonso Elías Serrano y René Noriega Gómez, respectivamente, a la menor provocación expresen posicionamientos críticos contra la inmoralidad del oficialismo panista, pero esa tarea no debe ser sólo de partidos, sino que urge que la sociedad se organice en algo que bien podría ser un Frente Social Contra la Corrupción en Sonora que funja como punta de lanza que acelere la impartición de la justicia reclamada.

La tendencia ya la marcaron los Malnacidos ahora agrupados en la asociación civil Sonora Transparente y el pasado sábado los del PRI anunciaron una nueva estructura denominada “Redes Ciudadanas”, faltando ahora que su activismo trascienda más allá de la denuncia.

Es que nuevas formas de presión debieran aplicarse para que por ejemplo se lleven al terreno de lo concreto las sanciones penales que instruyó el Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización en contra de Víctor Alcaraz, Teresa Lizárraga, Darío Murillo Bolaños y varios exfuncionarios de FEMOT y otros funcionarios aún en activo en el Isssteson, así como el mandato de resarcir daño patrimonial  en su contra, así como de los titulares de la SEC, Salud, Sagarpa-Sonora y otros.

La expectativa mayor podría ser lo que determine la Auditoría Superior de la Federación, máximo órgano fiscalizador de este país, que antes de que concluya el primer trimestre del 2014, deberá tener listos los dictámenes sobre lo ocurrido con millonarios recursos federales etiquetados para el sector salud, educativo y de caminos principalmente y que fueron desviados o simplemente desaparecidos.

Pero mientras avanza con lentitud la rueda de la justicia, los ciudadanos debemos estar preparados y actuantes para evitar que al amparo de pactos, compromisos interpartidistas o complicidades entre instancias de gobierno, los corruptos del avejentado Nuevo Sonora se salgan con la suya.

Porque vean ustedes que esos léperos de todo se agarran con tal de seguir pegados a la ubre, incluso circular toda clase de evenfladas todo con el fin de justificar o respaldar sus transas ya cometidas o en proceso, como esa de poner en venta al Estadio Héctor Espino y varios bienes de los sonorenses, operación a la que no falta el alucinado que implique incluso al exgobernador Eduardo Bours Castelo.

Miren, increíble que se pretenda hacer creer o tomar como cierto el que el exmandatario estatal haya platicado e incluso pactado con Padrés durante un vuelo Hermosillo-Phoenix antes de cerrar el 2013 y que incluso se fueron a jugar a las Vegas.

Desde hace casi 30 años, Bours Castelo y su familia pasan las festividades navideñas y de fin de año en Telluride, Colorado y en esta ocasión no fue distinto y lo que sabemos con toda certeza es que si bien las dos hijas de Eduardo coincidieron en un vuelo con el corrupto gobernador de Sonora, nuestro amigo viajó por carretera y no a las Vegas, sino a su tradicional retiro ya mencionado.

Aclarado eso, pues quedan sin efecto las jaladas que se derivan de tal fantasía.

Mientras tanto, excelente ambiente disfrutamos el pasado sábado en el marco de una reunión con motivos de apertura del año llevada a cabo en nuestro feudito, con la destacada participación de David Palafox Celaya, quien más allá de su condición de regidor en el cabildo de Hermosillo o dirigente municipal del PRI, es amigo de la familia Valenzuela Olguín.

Y más porque  nos consintió con una rica Paella, delicioso manjar que fue degustado por los también amigos Salvador Villanueva, Pok León, Gaspar Navarro, Jorge Hoyos, Fernando Oropeza, Ramón Olea, Arturo Soto, Juan Pedro Robles, con mención honorífica para  Paulina Castro y por supuesto para la anfitriona, Juana María Olguín Tarín, entre otros invitados.

La grilla estuvo sabrosa hasta ya entrada la noche y lo menos que podemos decir es que una reunión como esa debe repetirse a la brevedad, porque por cierto, todo indica que por allá el mes de marzo el bragado dirigente del PRI en Hermosillo entregará la estafeta al vencerse su término y antes de que se vaya ahora corresponderá a nosotros retribuir el banquete.

Sobre quién le entrará a llenar los zapatotes que dejará este joven valor de la política sonorense, pues ese es un dilema que será revelado luego de consultas donde sin duda deberá contar mucho la voz y la influencia del director en jefe del Registro Agrario Nacional, Manuel Ignacio Acosta, en acuerdo por supuesto con el empresario Ricardo Mazón Lizárraga.

Y luego de la elección de los nuevos gobernadores de los pueblos yaquis, su primera participación institucional será en una reunión a celebrarse ese martes por la mañana con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong.

El vocero de la etnia Tomás Rojo Valencia informó que armar esa reunión de trabajo se logró gracias a gestiones del gobernador de Sinaloa, Mario López Valdez, quien también estará en dicho evento, al igual que los titulares de la Comisión Nacional del Agua y de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Pues ojalá haya buenas noticias, porque por lo pronto, el relevo de los mandos tradicionales de los pueblos yaquis, consolidó la defensa del agua y de su tierra, al fracasar la estrategia de cooptación y de sabotaje desplegada por el Gobierno del Estado.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0