Rabia, cuando no son solo perros y gatos

Rabia, cuando no son solo perros y gatos

Hoy se conmemora el Día Mundial de la Rabia y es común que lo primero en que pensemos sea nuestro perro o gato, pero ¿sabías que esta enfermedad afecta a todos los mamíferos ya sean domésticos o salvajes?

Cubrirá el Gobierno del “Borrego” Gándara cuotas de emprendedores para ventas en tiendas en línea
Aprueban por unanimidad iniciativa a favor del desarrollo económico y la generación de empleos
Aprueban exhorto a autoridades estatal y federal en materia de educación y adicionan Ley de Profesiones

Ciudad de México • Cada año mueren en todo el mundo cerca de 55 mil personas a causa de la rabia, cuyo virus se propaga a las personas mediante del contacto con la saliva infectada a través de mordeduras o arañazos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).
Pese a que los perros son los principales huéspedes y transmisores de la rabia a nivel mundial, animales como los murciélagos son los principales responsables de las muertes humanas por esta enfermedad en países como Estados Unidos y Canadá.
De acuerdo con la OMS, la rabia del murciélago se ha convertido recientemente en una amenaza para la salud pública en Australia, América Latina y Europa Occidental. Sin embargo, en estas regiones el número de muertes por rabia transmitida por murciélagos es pequeño en comparación con las provocadas por mordeduras de perros infectados.
Según estudios realizados por Bernardo Villa Ramírez, investigador emérito del Instituto de Biología de la UNAM, al menos el 30 por ciento de las 13 especies de estos mamíferos en nuestro país son portadores de la rabia.
En las ciudades estos animales habitan comúnmente en bodegas y edificios abandonados sin representar un riesgo para la población, pero es en el medio rural donde se reflejan las principales afectaciones por esta especie ya que el contagio por mordeduras ocasiona la pérdida de cientos de cabezas de ganado, como ocurre en los estados de Veracruz y Tabasco.
Las ardillas son también portadoras importantes del virus de la rabia y representan un caso común tanto en el campo como en la ciudad. Tan solo en el Distrito Federal, estos pequeños mamíferos son considerados casi como una plaga debido a su sobrepoblación en parques, y pese a que no se tiene registros recientes de contagio a humanos sí los hay de propagación a distintos tipos de esta misma especie.
Otros animales factibles al contagio de la rabia, son los zorros, mapaches, chacales, mangostas y demás huéspedes carnívoros salvajes cuyos casos de transmisión a seres humanos son raros pero no por eso inexistentes.
Poco podemos hacer para erradicar esta enfermedad en animales silvestres y salvajes, puesto que a diferencia de los animales domésticos y urbanos, no existe un control de la población ni programas de vacunación para éstos.
Lo que sí está en nuestras manos es aprovechar el genial descubrimiento de Louis Pasteur, en cuya memoria se estableció el Día Mundial de la Rabia, vacunando a nuestras mascotas y responsabilizándonos de ellas siempre, por cierto, aún está vigente en varios estados del país y hasta hoy en la Ciudad de México, la Semana Nacional de Reforzamiento de Vacunación Antirrábica.
Cortesía de Milenio.come6ba448b62db064735a2e45b52517837_int470

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0