Xolos falla penal al 93’ y termina el ‘sueño libertador’

Xolos falla penal al 93’ y termina el ‘sueño libertador’

En tiempo de compensación, Duvier Riascos yerra una pena máxima y el equipo de Tijuana queda fuera de la Copa Libertadores

Entrega Celida López Premio Municipal de la Juventud y Deporte Hermosillo 2020
Premian a ganadores del Primer Torneo Municipal de Futbol 7
Se lleva a cabo#RodadaVerde en Hermosillo

cristiangr2205

 

CIUDAD DE MÉXICO, 31 de mayo.- El fin del camino para Tijuana llegó en Brasil, en el estadio Independencia, donde sacó un meritorio empate a un gol (3-3 global) que le dio el pase sin embargo al Atlético Mineiro.
El epílogo fue un desborde de emociones. Clara muestra de las latitudes que tiene un partido de futbol con un solo jugador que buscaba un monólogo en el partido.
Duvier Riascos falló un penal en el minuto 93, cuando el árbitro no se amilanó con el ambiente y pitó una falta de Leonardo Silva sobre Pablo Aguilar que se había ido al ataque.
El colombiano, que se mostró tan perfecto y con desparpajo durante todo el encuentro, incluso al hacer el gol de los Xolos, tiró con confianza pero sin dirección, como si el centro de la portería fuera el punto rojo de un tiro al blanco, pero ahí el pie del portero Víctor evitó la tragedia para el Mineiro.
Todos corrieron a abrazar a su guardameta que le devolvió las palpitaciones a la grada después de sufrir mucho una serie de cuartos de final histórica.
No habrá luto para los Xolos a pesar de todo, pues en su primera participación en Copa Libertadores han dejado un grato sabor en la competencia al quedar entre los primeros ocho del continente y ser siempre más peligrosos que su rival.
El equipo de Antonio Mohamed -que ha dirigido su último juego con esta escuadra-, le hizo un partido a los brasileños para estrujarse cada una de sus neuronas.
Se lo complicó desde antes del minuto uno cuando Duvier Riascos sorprendió con un tiro potente que el arquero Víctor mandó a tiro de esquina. Premonición de que los mexicanos darían batalla cada minuto.
Tan bien fue planeado el esquema en Brasil, tan cercano a la perfección con el gol de Duvier Riascos tras un largo pase de Richard Ruiz, que el estadio Independencia guardó un mutismo sepulcral.
Nada parecido a los albores del juego cuando la afición hizo valer su promesa de sacar máscaras de una película de terror y un mosaíco en apoyo a uno de los mejores equipos brasileños que no pierde en casa desde agosto del 2011.
Algo convulsionado, el Mineiro se fue al frente, con Ronaldinho en estado de transición, lento, cabizbajo y sin esa chispa peculiar.
Alcanzaron el empate en una jugada a balón parado donde Javier Gandolfi midió mal la trayectoria y no cortó el centro que remató Rever Araujo para sellar el pase, pues los brasileños ya no provocaron más acciones de peligro.
Se preguntará aún Antonio Mohamed si fue bueno haber sacado a Alfredo Moreno para meter a Bruno Piceno, pues el juvenil desperdició una jugada frente al portero que reclamaba una definición más sofisticada.
Con el gesto torcido, Xolos perdió el pase cuando el destino se lo había puesto en las manos.

(www.excelsior.com.mx)

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0